Alta Alella, la bodega familiar de agricultura ecológica más cercana a Barcelona.

Resguardada por el Parque Natural Serralada de Marina, junto al Mediterráneo y a escasos kilómetros de Barcelona, encontramos la bodega ALTA ALELLA MIRGIN.

Una familia ligada a la viticultura. Josep Maria y Cristina han dedicado toda su vida a la cultura del vino y del cava. Sus hijas, Mireia y Georgina, han crecido rodeadas de viñedos, uvas, vendimias y botellas. Lo llevan dentro. Conocimiento, pasión, perseverancia y dedicación. Un estilo de vida.

La finca se encuentra a sólo dos kilómetros del mar Mediterráneo; los viñedos están situados sobre laderas y terrazas entre 100 y 250 metros de altitud sobre el nivel del mar. Las cepas, crecen sobre suelo de Sauló, uno de los factores más característicos de los vinos de Alta Alella: un suelo ácido con niveles muy bajos de cal activa, poca materia orgánica y con buen drenaje.

La bodega ha recuperado viñas de más de sesenta años y ha plantado variedades tradicionales como Pansa Blanca y Mataró. Todo ello sin perder el compromiso con la calidad y la singularidad, como certifica el reconocimiento de una de sus parcelas con la categoría más Premium del sector del cava: "Paraje Calificado".