Bajo las más estrictas reglas de la norma ISO 9001, nuestros vinos han sido declarados Vinos de Pago en el año 2019, siendo esto el reconocimiento al trabajo bien hecho que resulta de la aplicación de los más altos estándares de calidad para la elaboración de vinos en la Unión Europea

DOP Pago los Cerrillos"

Esta Denominación de Origen propia, sólo les es otorgada a las bodegas que producen vinos procedentes de sus propias uvas exclusivamente y cuyas especiales características los hacen absolutamente diferentes y reconocibles entre otros vinos, incluso entre los producidos en la misma región geográfica.

Cumplidos todos los requisitos, las bodegas declaradas Vino de Pago, es decir, merecedoras de ostentar su propia Denominación de Origen, tienen en su currículum el mayor número posible de certificaciones de calidad y de origen existente en el panorama vinícola europeo y en consecuencia ofrecen el mayor nivel de confianza posible a los consumidores finales. Por ello, las Denominaciones de Origen suelen representarse en un esquema piramidal, en el que la base son los vinos de mesa, que agrupan unos volúmenes muy grandes de producción, seguidos de los Vinos con Indicaciones Geográficas Protegidas, las Denominaciones de Origen, las Denominaciones de Origen Calificadas, y por último, en la cúspide de la pirámide, los Vinos de Pago.

En Marzo de 2021, sólo 20 bodegas españolas, de un panorama de casi 5.000 en toda España, habían sido honradas con este apelativo de Vino de Pago, menos de un 0,4% de la totalidad componen esta cúspide de la pirámide de las Denominaciones de Origen en España.

Pago Los Cerrillos ( Montalvo & Wilmot)