Pago Campo de la Guardia

Campo de la Guardia es un Vino de Pago procedente de Castilla-La Mancha, solo aplicable a vinos tintos y blancos. La superficie del viñedo, según el Registro Vitícola, asciende a 81,0623 ha distribuidas en parcelas del término municipal de La Guardia (provincia de Toledo).

VINO DE PAGO es la máxima calificación que contempla la legislación española en materia vitivinícola, por encima de la Denominación de Origen. El concepto de Pago aplicado al vino se refiere a un viñedo situado en un enclave especial, con suelos singulares y un clima privilegiado que imprime al vino unas cualidades únicas. Sólo quince bodegas en España cuentan con esta distinción.  


Viñedos y Viticultura

El marco de plantación del viñedo es de 3,0 × 1,5 m (2.220.plantas/ha) y 2,8 x 1,5 m (2.380 plantas/ha) en espaldera con sistema de conducción y poda Doble Cordón, con continuidad de vegetación y separación de pulgares para favorecer la ventilación. El riego se efectúa teniendo en cuenta la pluviometría desde la floración a envero, apreciando su necesidad mediante control visual del estado de las hojas y el análisis de los datos de la estación meteorológica del viñedo. A partir de envero y en función de la variedad se realizan riegos puntuales para que no se detenga la maduración de las uvas. El riego oscilará desde los 600 a 1.500 m3/ha por campaña dependiendo de la pluviosidad.

Los viñedos de Martúe están localizados en La Guardia, Toledo, zona de condiciones ambientales excelentes para la elaboración de vinos de calidad. Finca Campo Martuela: Con extensión de 30 hectáreas, fue el primer terreno que comenzó a plantarse en 1990. Las variedades elegidas: Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Petit Verdot, Merlot, Syrah.

Finca El Casar: Con extensión de 51 hectáreas, en el año 2000 secundó a la anterior plantando las mismas variedades tintas (Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Tempranillo y Petit Verdot), además de la novedosa Malbec y la uva blanca Chardonnay.

La bodega 

Está equipada con los más modernos avances técnicos para la elaboración de vinos de calidad, objetivo primordial de Martúe. Las vinificaciones se realizan en depósitos de acero inoxidable dotados con control de la temperatura de fermentación. Martúe dispone de un área para la crianza de los vinos emplazada a 7 metros de profundidad bajo la nave de embotellado y el almacén de productos, donde se mantienen las condiciones idóneas de humedad y temperatura durante todo el año. Para la crianza en barrica, cuenta de 1.000 barricas nuevas y seminuevas de roble francés y americano.