Clos Pons Bodegas
Clos Pons Bodegas

La tierra y el clima son las señas de identidad de Clos Pons, nacido con la vocación de expresar,en cada una de nuestras botellas, la riqueza sensorial de la tierra.

Cada una de nuestras botellas recoge el carácter sensorial de Les Garrigues.

El proyecto

La pasión y respeto por la tierra, el cuidado y delicadeza en cada una de las fases del proceso de elaboración y las manos expertas del enólogo Martí Magriña han aportado a Clos Pons un bagaje vinícola que consolida la bodega como un referente de calidad dentro de la DO Costers del Segre y en el ámbito internacional. Así lo avalan los reconocimientos recibidos por los consumidores y por las instituciones más prestigiosas a nivel mundial.

Terroir

Un terreno abrupto con una climatología extrema que confiere rasgos identitarios muy característicos en los vinos.  

Una pluviometría que oscila entre los 150-300 l/m2, con humedades ambientales muy bajas y temperaturas extremas, nos sitúan en un ambiente semidesértico. Sólo la oscilación térmica entre el día y la noche permite a la viña un descanso necesario para su subsistencia.
Las terrazas construidas durante años con muros de piedra dibujan un paisaje característico. Roca calcárea, terrenos arcillosos y suelos pobres en materia orgánica.

La Bodega

La construcción de la Bodega culmina el proyecto vitivinícola iniciado el año 2005 por la familia Pons. El diseño del espacio se alimenta de la filosofía de tradición y respeto por la tierra, reflejo de la trayectoria de la empresa.
Partiendo de los conceptos de orden, simetría, territorio y de las construcciones de piedra y madera características de la zona de Les Garrigues, el proyecto gira alrededor de su adaptación al medio y la interacción con él.