Tipos de uva-Airén

Esta variedad tiene el privilegio de ser la variedad blanca más plantada en el mundo, con la peculiaridad de que el 90% de las plantaciones se encuentran en Castilla La Mancha.

Aunque podemos encontrar esta variedad en otras regiones como Murcia, Madrid, Valencia o Andalucía, nunca de manera tan masiva, pero con cierta relevancia. Los nombres que se usan en otras regiones son: lairén, valdepeñera, forcayat y manchega.

Es una variedad de uva de racimo grande, y suelto, que tiene una especial resistencia a la sequía, al calor y las enfermedades, por lo que en los años que se superó la filoxera se hizo popular por los grandes rendimientos que producía, llegando a los 6 kilos de uvas por cepa. Además de tener muy poco trabajo de seguimiento en su crecimiento, ya que es una cepa fuerte y súper resistente.

Durante mucho tiempo, y debido a una mala gestión de la viticultura de calidad, ya que se pagaba a los agricultores por el peso y el grado alcohólico, y no por la calidad de las uvas que traían a las bodegas, se fomentó la plantación de esta variedad, que se usaba para ventas de vino a granel, o zumos. Ya que cuando se elabora con altos rendimientos, la variedad es bastante plana y no muy aromática.

Esta variedad produce vinos con cuerpo, de alta graduación alcohólica, con aromas muy limpios, con marcados aromas a cítricos, manzana y recuerdos a plátano. Si la vendimia se realiza en momento adecuado, son vinos con acidez correcta y mucha estructura. 

Por suerte, en la actualidad, existen proyectos que han descubierto el potencial enológico de esta variedad, Manuel Manzaneque, con su EA y Pago Casa del Blanco con su EsAirén entre otros.