Bodegas submarinas

¿Sabías que el mar es un excelente medio para el envejecimiento de los vinos? Así lo han demostrado las botellas antiguas víctimas de naufragios y encontradas en perfectas condiciones.

Pero lo más importante de todo, es que el envejecimiento bajo las aguas marinas no perjudica al medio que lo alberga, por ello este método es respetuoso al 100% con el medio ambiente. El mar y la tierra, dos elementos esenciales de la naturaleza que confluyen en un producto único y extraordinario: el envejecimiento del vino en las aguas profundas de los mares, bajo el enigma de los océanos. Las condiciones ofrecidas por el mar, para el óptimo envejecimiento de algunos tipos de vino, son: la temperatura y la presión del agua, ya que son relativamente constantes, el movimiento del mar y la salinidad, así como la inexistencia de luz y ruido.

Gracias a este entorno y sus características, el vino evoluciona muy lentamente y ofrece aromas secundarios y terciarios que predominan sobre los primarios, ofreciendo vinos frescos y jóvenes con un extraordinario punto de salinidad y "bouquet" mineral, con sabores intensos y notas distintas. Sus sabores serán más suaves y redondos, con mayor intensidad cromática y aromática.