BIERZO EN ESTADO PURO

El viñedo por principio

Somos viticultores, apasionados por conseguir cada año los vinos que realmente nos emocionan, y hacen que un viticultor este orgulloso de serlo.

Fomentamos el respeto sostenible e integrado con el medio ambiente, creemos en la tradición vitícola de la zona, de la que hemos aprendido a trabajar nuestros viñedos y creemos en la vida integrada con la naturaleza con quien compartimos el tiempo y la experiencia, sin invadirla.

Vinos modernos, viticultura clásica

Elaboramos vinos a partir de una viticultura clásica pero confiamos en los avances tecnológicos para crear vinos innovadores.

Nuestros viñedos están plantados con las variedades Mencía, Godello y Doña Blanca entre 500 y 650 metros de altitud en suelos de textura franca con alto contenido en arenas de cuarzo.

Cultivamos 19 hectáreas de viñas viejas, de entre 60 y 100 años, pero no renunciamos a nuevas plantaciones en equilibrio con la peculiaridad de la zona. Nuestra forma de trabajar el viñedo es artesanal y gestionamos de un modo óptimo el clima y el suelo con el fin de regular el potencial de cada planta.