FINCA COLLADO VI DE SAL MÁGNUM

RECOMENDADO

Comprar vino Finca Collado Vi de Sal Mágnum

Tipo: Tinto

Bot: 1,50 L 

Variedad: Merlot

Crianza: 12 meses

D.O.: Alicante

Bodega: Finca Collado

Cajas: 6 botellas PEDIDO MÍNIMO

Portes: Gratuitos por compras de + de 100 €

Precio botella 69,95 €

Elige una opción:

69,95 €
Please select variants first

VI DE SAL 2016 MÁGNUM 

Presentado en caja de Madera individual

El Vi de Sal es un vino único del que sólo podemos obtener unas pocas botellas y no todos los años. Es fruto de un viñedo en un terreno muy especial cerca de la Laguna de Salinas y de unas características climáticas concretas que se tienen que cumplir. El suelo presenta una salinidad muy alta y las cepas viven al límite, sobre todo al final de la maduración. Llega un momento en que la planta, muy afectada ya por el estrés hídrico, se realimenta de la propia agua de la uva para su supervivencia. En pocos días la uva pierde bastante agua y, por tanto, se produce una concentración muy rápida del grano pero sin llegar a una sobremaduración. Es en ese preciso momento cuando se vendimia. Ahora bien, para poder llegar a elaborar el Vi de Sal, los hollejos y las pepitas deben estar ya en su punto óptimo de madurez.

Esta uva tan especial y concentrada se vinifica en barricas abiertas de 600L lentamente y sin apenas intervención. Una vez terminado este proceso, el vino se escurre y se cría en barricas de 700L durante un año. Vi de Sal es también un vino con la mínima intervención en todos los sentidos, y solo se añade una pequeña cantidad de sulfitos en el embotellado.

El Vi de Sal es un vino de alta gama que resalta todo lo que puede llegar a ser un vino de Alicante de la zona del Vinalopó. Su poca producción hace de él un vino muy difícil de encontrar. Se comercializa con una diferencia de tres y cuatro años entre el año de venta y su añada. Su momento óptimo de consumo varía entre los cuatro y diez años posteriores a la cosecha.

NOTA DE CATA

VISUAL: El color es de una intensidad y fuerza muy destacable.

NARIZ: En nariz es un vino muy concentrado de fruta que se va abriendo poco a poco hasta alcanzar su esplendor a las pocas horas. Se recomienda decantar o abrir con anterioridad.

BOCA: En boca tiene una entrada muy potente y a la vez sedosa y un paso muy sabroso que se va amplificando hacia el final, donde se funde en un equilibrio impensable para un vino de esta potencia. En el postgusto, muy largo, se encuentran notas de la crianza, aunque destaca su fruta roja concentrada, un toque balsámico y una sensación muy agradable que se prolonga con el tiempo.