ATALAYAS DE GOLBÁN CRIANZA

NOVEDAD PROMOCIÓN

Comprar Vino Atalayas de Golbán Crianza

Tipo: Tinto

Variedad: Tempranillo

Crianza: 12 meses 

D.O.: Ribera de Duero

Bodega: Dominio de Atauta

Cajas: 6 botellas PEDIDO MÍNIMO

Portes: Gratuitos por compras de + de 100 €

Precio botella 10,95 €

Elige una opción:

Desde 9,83 € 10,95 €
Please select variants first

ATALAYAS DE GOLBÁN CRIANZA 2016

ORIGEN: Este vino intenta enseñar las virtudes de la Tinto Fino, clon clásico de Tempranillo cultivado en Ribera del Duero, que son la elegancia, finura y largo envejecimiento. Es un gran vino tinto con crianza de Ribera del Duero maduro y delicioso.

BODEGA Atalayas de Golbán
VARIEDAD 100% Tempranillo
AÑADA 2016
D.O. Ribera del Duero
CRIANZA 12 meses en barrica

ELABORACIÓN:

CRIANZA: 12 meses en barrica de roble francés (25% barrica nueva)
VARIEDAD: 100% Tempranillo
ELABORACIÓN: La fermentación se realiza en depósitos de acero inoxidable con temperaturas controladas entre 26-28 ºC para conservar el potencial de la fruta. Fermentación maloláctica en depósito y envejecimiento durante 12 meses en barrica.
ATALAYAS DE GOLBÁN CRIANZA 2016
Atalayas Crianza es nuestra interpretación de lo que es el conjunto de la Ribera del Duero. Un "assamblage" de uvas de la comarca soriana de San Esteban de Gormaz que aportan frescura y aromas de fruta roja con uvas de la ribera del Duero burgalesa que aportan estructura, untuosidad y aromas de fruta más madura.
Jaime Suárez enólogo e Ismael Sanz responsable de viticultura

NOTA DE LOS ELABORADORES:

CARACTERÍSTICAS DE LA AÑADA: Gran añada en Ribera del Duero, destaca por las buenas condiciones del ciclo vegetativo, donde las temperaturas no fueron excesivamente cálidas por lo que encontramos aromas de fruta más fresca y las reservas hídricas se mantuvieron en niveles óptimos lo que ayudó a la planta a equilibrarse sin producir un exceso de rendimiento.

NOTA DE CATA: 

Es un gran vino con crianza de Ribera del Duero completo y maduro. Intenso, elegante y vivo. 

  • De color cereza roja y negra, presenta una nariz fresca con recuerdos a frutos de hueso. A medida que se va desarrollando, aparecen tonos balsámicos con recuerdos a regaliz. 
  • En boca resulta impactante y equilibrado, con un paso de boca largo y sabroso, apareciendo de nuevo la fruta ya más madura. La madera le aporta seriedad y complejidad. Por la buena armonía de sus componentes, nos hace presagiar una perfecta maduración en los próximos años.